El Govern amplia els contractes de lloguer

El Govern amplia els contractes de lloguer

El Govern amplia els contractes de lloguer

El Govern central ha aprovat un Reial decret Llei amb mesures urgents en matèria d’habitatge i lloguer per ‘millorar l’accés a l’habitatge i afavorir el lloguer assequible’, i ha descartat limitar els preus en l’habitatge en renda.

En concret, el Reial Decret aborda qüestions com una ampliació de la pròrroga obligatòria dels contractes des dels tres als cinc anys (o fins a set anys si l’arrendador és persona jurídica). Fins ara, els inquilins podien seguir de lloguer prorrogant el contracte fins a tres anys, encara que el seu contracte fora d’una durada inferior. A més s’amplia el termini de pròrroga tàcita d’un a tres anys. Això s’aplicarà als contractes que se signin un cop entri en vigor el Reial Decret.

Aquesta mesura és precisament una de les que rebutjava el sector immobiliari en què cada vegada més fons institucionals estan apostant per crear vehicles especialitzats en lloguer. Així, creuen que això desincentiva als propietaris a posar al mercat pisos que ara mateix estan buits.

No obstant això, el Govern considera “que el que busca el propietari és tenir la menor rotació possible i això s’aconsegueix amb aquesta mesura ‘. Així, des de Fomento asseguren que no hi ha evidència internacional ni nacional que ampliant l’obligatorietat dels contractes pugi el preu del lloguer o caigui l’oferta.

De fet ‘la quota de lloguer a Espanya ha pujat més quan els contractes estaven a més llarg termini que durant el període en què són tres anys’. El Reial Decret també limita a dues mensualitats la fiança a exigir als arrendataris. Una mesura amb la qual es pretén que hi hagi un major accés al lloguer, ja que actualment amb una demanda desbordada en les grans ciutats s’arribava a demanar fins a tres mesos de fiança que al costat dels honoraris d’agència i el mes corrent, el que suposava per a l’inquilí desemborsar una quantitat d’uns 4.500 euros.

Precisament un altre dels temes que tracta la nova normativa són les despeses de gestió immobiliària i formalització del contracte, que haurà d’assumir el propietari de l’habitatge, sempre que sigui una persona jurídica (una societat o empresa).

Per incrementar l’oferta es modifica també la Llei d’Arrendaments Urbans per aclarir que “els habitatges turístics queden exclosos de la mateixa i d’altra banda en la Llei de Propietat Horitzontal facilitar que les comunitats de propietaris puguin prohibir l’existència d’apartaments turístics reduint la majoria requerida a tres cinquenes parts.

Pel que fa a les mesures d’impuls fiscal, s’eliminen d’una banda l’Impost sobre Transmissions Patrimonials i Actes Jurídics Documentats en els arrendaments i s’habilita als Ajuntaments perquè apliquin una bonificació de fins al 95% de l’IBI per als habitatges subjectes a lloguer a preu limitat.

 

FONT: El Economista

http://www.eleconomista.es

 

Alquileres turísticos se escapan al control de l’Ajuntament de Barcelona.

Alquileres turísticos se escapan al control de l’Ajuntament de Barcelona.

La nueva modalidad de alquileres turísticos que escapa al control de l’Ajuntament de Barcelona.

Los nuevos alquileres turísticos o el arrendamiento de viviendas para uso turístico, denominadas en Cataluña, habitages d’ús turístic (HUT), es un fenómeno en constante auge en la ciudad de Barcelona gracias a las novedosas plataformas de la economía colaborativa, que han suprimido los costes de escala necesarios para poder comercializar alojamientos en un mercado global, permitiendo así a simples propietarios de viviendas el acceso a dicho mercado en condiciones de igualdad con grandes empresas hoteleras y centrales de reservas.

Las externalidades negativas de alquileres turísticos que esta nueva realidad económica está provocando (problemas de convivencia vecinal, desertización comercial, sobrecarga del espacio público, el fenómeno de la gentrificación) han obligado a la Generalitat de Cataluña y al Ayuntamiento de Barcelona a actuar de forma apresurada y a remolque de esta nueva realidad, mediante la aprobación de instrumentos urbanísticos, como el reciente Plan Especial Urbanístico de Pisos Turísticos (Peuat), estableciendo severas restricciones para la realización de esta actividad en las zonas de más presión turística de la Ciudad Condal, y modificando recientemente la Ley 13/2002, de 21 de junio, de Turismo de Cataluña, para aumentar considerablemente el importe mínimo de las sanciones económicas hasta los 60.000 euros para quienes arrienden su vivienda para uso turístico sin licencia, y modificando el decreto 159/2012, de establecimientos de alojamiento turístico y de viviendas de uso turístico (en adelante, el decreto), eliminado el requisito de la “reiteración” que tanta polémica estaba generando entre los operadores jurídicos.

No obstante, tal como ya adelantábamos en un artículo del 18 de septiembre, existe una nueva modalidad de explotación de viviendas para uso turístico que no precisa de licencia administrativa en Cataluña y que está escapando del control de la Administración.

Se trata del alquiler de habitaciones para uso turístico que realiza el propietario que continua habitando allí para obtener una rentabilidad que le ayude a costear los gastos de su vivienda.

El decreto cuando define la cesión de viviendas para uso turístico en su art. 66 no contempla la cesión de una o varias habitaciones solamente, en vez de sobre toda la vivienda. Si bien es cierto que el apartado 2 del citado precepto prohíbe que la cesión se haga por estancias, existen dudas entre los expertos de si esta prohibición estaría contemplando esta nueva realidad económica del alquiler por habitaciones, más teniendo en cuenta que debe hacerse una interpretación restrictiva del art. 66.2 por tratarse de una prohibición.

En el caso de que la Administración acabara interpretando que el art. 66.2 del decreto es aplicable al arrendamiento de habitaciones para uso turístico, debemos tener en cuenta que esta prohibición podría ser considerada nula por vulnerar la libre competencia, tal como ha declarado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Canarias, sección segunda, en reciente sentencia de 21 de marzo de 2017 respecto de la regulación canaria que contempla la prohibición de los arrendamientos por habitaciones para uso turístico.

A ello debemos añadir que el art. 5.e de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU 94), cuando se refiere a los arrendamientos para uso turístico para excluirlos de su ámbito objetivo, concreta que la cesión debe ser “de la totalidad de una vivienda”; quedando pues en última instancia la duda de si, ante el vacío legal al que hacíamos referencia con anterioridad, los contratos de arrendamiento por habitaciones para uso turístico estarían sujetos a la LAU 94, o en su caso, al Código Civil, habiéndose decantado los tribunales por la sujeción al Código Civil (SAP Madrid, Sección 14ª, de 10-7-2007; y SAP de Ciudad Real, Sección 1ª, de 14-9-2017).

Algunas comunidades autónomas, como País Vasco y Andalucía, se han avanzado a esta nueva realidad económica del alquiler por habitaciones, sujetándola al control de la Administración cuando ésta va destinada a fines turísticos.

Así pues, urge en Cataluña una nueva reforma del decreto que contemple esta nueva realidad económica en los alquileres turísticos y aclare a los operadores jurídicos cuál es su tratamiento jurídico, así como una unificación y homogeneización de la regulación sobre el alquiler vacacional en España.

FUENTE: Diario Expansión
http://www.expansion.com/juridico/opinion/2018/02/05/5a785910ca474183648b4609.html

También te puede interesar

La inversión colectiva a través de crowdlending inmobiliario

crowdlending

 

Alquilar la terraza, el nuevo negocio inmobiliario.

Alquilar la terraza, el nuevo negocio inmobiliario.

Alquilar la terraza, el nuevo negocio inmobiliario.

El alquilar la terraza para celebrar cumpleaños es una tendencia al alza en Madrid y Barcelona.

Los propietarios encuentran en el arrendamiento de sus azoteas o de sus viviendas para la celebración de eventos profesionales o lúdicos una forma de obtener ingresos extra.

¿”Te vienes de terraceo?”.

Con esta propuesta tan sugerente alquila un propietario su terraza, la de su ático, en Moncloa (Madrid). Tiene 40 metros cuadrados y espacio para unas 22 personas. “Terraza superespaciosa y muy moderna en el centro de Madrid con fabulosos atardeceres y vistas a la sierra de Madrid, el faro de Moncloa y el Arco de la Victoria. Dispone de una barbacoa”, resume orgulloso su dueño en Atiko.co, una plataforma de economía colaborativa de alquiler de cubiertas privadas en Madrid y Barcelona. Cobra 250 euros por siete horas. La tarifa de limpieza son 30 euros y pide un depósito de 120 euros.

Son muchos los propietarios que están encontrando un nuevo camino para obtener unos ingresos extras.

Ahora, el alquilar la terraza a particulares para organizar eventos, ya sean fiestas de cumpleaños o grabaciones de anuncios, es una tendencia al alza. Y rentable si se sabe sacar provecho. “Este verano hemos tenido semanas donde había más demanda que oferta. Tenemos unas 10 terrazas en Barcelona que ya han superado los 10 alquileres.

De hecho, hay un anfitrión que ya superó los 3.000 euros de beneficios”, dicen Óscar Jorge y Hilaire Besse, los fundadores de Atiko. El Airbnb de las terrazas, creada en junio de 2017, oferta unas 50 en Madrid y Barcelona.

El alquilar la terraza se trata de sacarle rendimiento a la azotea cuando su dueño está fuera de casa. O no, porque muchos se quedan para ayudar a los invitados. “No son terrazas de vivienda vacías. Son de pisos donde se vive todo el año, con anfitriones que buscan ganar un dinero extra de vez en cuando”, señala Besse. En el 90% de los casos son arrendadas por particulares para celebrar cumpleaños, aunque también reuniones familiares, barbacoas y afterworks. El resto de solicitudes llegan de productoras de cine y otras empresas de eventos. Las azoteas más buscadas son las que tienen barbacoa, buenas vistas y una capacidad mínima para 15 personas.

Cada anfitrión gana unos 200 euros de media, más la tasa de limpieza, por arrendar su terraza unas seis horas. De momento, la plataforma ha reportado más de 20.000 euros a los propietarios.

Pero las azoteas no son el único dulce para los particulares o empresas que buscan un espacio distinto donde convocar un encuentro profesional o lúdico. De hecho, el alquiler de viviendas completas o de una única habitación para grabar anuncios, celebrar eventos, reuniones corporativas, rodar películas o convocar fiestas ha ganado adeptos en el último año.

“Cada vez son más las empresas e incluso particulares que, después del éxito de plataformas como Airbnb o Uber, recurren ahora a propiedades particulares con un alma más hogareña. Tenemos usuarios que buscan desde apartamentos abiertos tipo loft para rodar videoclips a casas de lujo donde celebrar una ceremonia”, dice Belén Sola Rico, fundadora de Espacios+Creativos, portal que reúne espacios en alquiler para eventos o producciones por horas o días.

Las empresas de eventos dejan los platós de rodaje para buscar viviendas, algo que están sabiendo aprovechar tanto los propietarios como las plataformas de economía colaborativa. Es el caso de Wimdu.es, plataforma europea de alquiler de apartamentos privados que permite elegir la opción de “adecuado para eventos” en su web. También Rentalia, el portal de alquiler vacacional del grupo Idealista, ofrece esta posibilidad.

“La modalidad de alquiler es igual que el turístico y, por tanto, puede haber casas vacías que se alquilen por completo o solo habitaciones. Los precios son los que quiera poner su propietario. En el caso de una casa en Madrid, por ejemplo, vale 98 euros la noche, y otra en Barcelona, donde rodaron directores de cine como Pedro Almodóvar, Allan Parker y Wim Wenders, son 300 euros la noche”, señala Javier López, portavoz de Wimdu en España.

El precio se fija, como en el resto de apartamentos, por noche. También hay casas que se ofrecen como espacios para meditación y actividades relacionadas con la naturaleza. En Wimdu las ciudades donde más ha crecido el alquiler para eventos en 2017 han sido Las Palmas (54%), Málaga (51%), Madrid (44%) y Barcelona (43%).

Principales demandantes

Los principales demandantes del portal Espacios+Creativos buscan viviendas para rodajes, sesiones fotográficas para anuncios, programas de televisión, series, cortos y vídeos de YouTube. “Pero también existe otra corriente de usuarios que reclama este tipo de espacios para fiestas particulares (cumpleaños, catas de vinos, cenas privadas.) o celebraciones íntimas (bodas, comuniones, graduaciones.)”, explica Sola. Según su experiencia, “la cantidad mínima por evento no suele ser inferior a 500 euros al día”.

Las comuniones, bodas y congresos son los tres eventos más solicitados en Venues Place, portal que ofrece más de 4.000 espacios, de los que 31 son casas particulares publicadas y otras 50 sin publicitar porque buscan eventos exclusivos. Y es que, además de pisos, hay fincas, cortijos o castillos que encuentran en estos alquileres una forma de mantener sus propiedades.

No todas las casas valen para alquilar la terraza.

Casi imprescindible es que la vivienda disponga de luz natural y de los metros suficientes, ya sea en el interior o en el patio o jardín, para albergar a todo el personal necesario o a los invitados. Por ejemplo, son interesantes “una cocina de estilo campero para rodar vídeos de YouTube, un salón acogedor para una entrevista televisiva, un ático con vistas para una sesión de fotos, puertas originales para anuncios o apartamentos de verano con vistas al mar”, enumera Belén Sola.

Hay que tener en cuenta que todas estas actividades tributan y hay que rendir cuentas a Hacienda. Además, “tienen que cumplir con las normativas que tengan los Ayuntamientos, incluidas licencias. Y tienen que respetar el reglamento de seguridad que exija la normativa, como salida de emergencias”, indican en el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas.

FUENTE: El País
https://elpais.com/economia/2018/01/25/actualidad/1516899037_153485.html

También te puede interesar

Ley de vivienda para atajar la burbuja

ley de vivienda